viernes, 17 de marzo de 2017

saberse vacunar

Oí ayer a un famoso locutor de radio decir que el trabajo para él es una diversión. No es la primera persona a la que escucho dicha afirmación. Tienen mucha suerte  y encima les pagan por ello. También ayer una amiga me contaba lo mal que está llevando su trabajo, hasta el punto que me hablaba no de ir al trabajo, sino de ir al matadero. Pero no es que lo lleve mal porque sea duro o difícil, que va, la resulta insoportable por el ambiente personal y social que se respira a su alrededor.  

Yo la decía que, como dice el refrán en todas partes se cuecen habas. Cuando uno tiene varios compañeros es probable que haya mas de un tocapelotas: compañero, o que pasaba por allí, o jefecillos de esos que no valen para nada y quieren medrar como sea.. tocapelotas al fin y al cabo. Esta chica es muy sensible y se siente enseguida afectada si ve comportamientos que no le gustan. Es una de esas personas dispuestas a darlo casi todo ante cualquier oportunidad y por ello  me encaja perfectamente que se hunda cuando no ve la mínima  reciprocidad. 

Es que es así,  amiga mía: hay gente para todo, los que hemos vivido una larga trayectoria en el trabajo con muchos compañeros y algún jefecillo de esos tuercebotas, sabemos lo mucho que cuenta el ambiente personal que te rodea a la hora de ir contento a tu trabajo. Pero lo que no se puede ser  es que un personaje de estos bastante impresentables nos pueda amargar en lo más mínimo la vida. Hay personas que son así y no las podemos cambiar, es que ni intentarlo debemos. Personas que no admiten que el compañero e incluso subordinado pueda superarles, ser al menos en algunos puntos mejor que ellos. Se mueren de gusto cuando les dicen lo bien que hacen tal o cual cosa pero nunca te dirán lo bien que haces tú la otra. 

El buen humor siempre ayuda
No nos debe preocupar en ocasiones lo que piensen algunos de nosotros. Creo haber dicho aquí alguna vez que más importante que llevarse bien con los demás es llevarse bien con uno mismo. Mejor que los demás aprueben tus hechos es que tú estés contento y satisfecho con lo que haces. Además, normalmente cuando se hacen las cosas a conciencia la buena gente suele estar de acuerdo o al menos lo comprende. 

Para mí en estos casos no veo más que una solución: cada pájaro a su espiga. Mantengo las normas de protocolo y demás y si es necesario incluso comparto un JiJi, con eso personajes pero nada más. Cuando uno ya va siendo veterano, como es mi amiga; creo que no es difícil captar estos sujetos y hay que saberse vacunar antes que te puedan inocular su mal. Sería muy triste que pudieran eclipsar la sonrisa de mi amiga, sería penoso que por su culpa una persona buena pudiera cambiar.  

2 comentarios:

  1. Tocapelotas es una palabra que hasta puede hacer gracia ...
    Lo peor es cuando éstos impresentables, se permiten el lujo de humillarte, des-valorarte, vomitar palabras mal-hirientes, faltar al respeto, calumniarte hasta decir basta, mienten ... y tienes la necesidad de callarte para no ponerte a su altura.
    Personas, (por llamarles bien), sin escrúpulos, sin educación, con un EGO extralimitado. Porque es bueno quererse, pero lo del yo, y yo, y yo, venga ya ...... si sólo vas sembrando maldad, utilizando a todo hijo de vecino para no cumplir con tu función.
    Personas mezquinas que no saben estar dando el callo en el trabajo y a la sombra, nooo ..... solo si hay gente purulando a su alrededor, haciéndose notar.
    Y esa gente come en su mano, no sabemos bien porqué, que aún viendo indefenso al humillado, herido, calumniado, no es capaz de darle una palmada al hombro y levantarle el ánimo ... prefiere estar al lado del mafioso que aunque no le aporta nada .... se han creído que aquello sin ellos no va a funcionar ... JA, JA ... apañados vamos ... dejarlo sol@ y verás.
    Así que eso, llevémonos bien con nosotros mismos, nuestro mejor amig@ y compañer@, porque si no nada de satisfacción con nuestro quehacer diario.
    Lo mejor que podemos hacer es apartarnos de éstas personas tóxicas o como bien dices vacunarnos porque por nada del mundo debemos permitir parecernos.

    ....

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Pensé que mi comentario era un poco duro pero el tuyo lo es más aunque muy cierto, por desgracia.
      Muchas gracias por tu respuesta.

      Eliminar